Panero y la antipsiquiatría: Dolor, magia y locura

Leopoldo María Panero pasó gran parte de su vida internado en instituciones psiquiátricas. De esa experiencia surgió una poesía dura y descarnada, pero también una reflexión enormemente crítica con el régimen psiquiátrico. Para Panero la psiquiatría era un sistema de disciplinamiento, un dispositivo de control social en manos del poder. Su pensamiento le llevará a formar parte de la corriente de la antipsiquiatría, que a partir de los años setenta se enfrentará a la sobremedicalización, la invisibilización, la contención física y el recorte de libertades de las personas en situación de sufrimiento psíquico. Con el paso del tiempo, sus reflexiones evolucionarán hacia un mayor hermetismo y sus escritos se llenarán de elementos procedentes de la magia y la mística. Para entonces, Panero se había convertido involuntariamente en el gran poeta maldito de la literatura española contemporánea, pero lo que dejaban ver sus escritos era, sobre todo, dolor.

Con mucho orgullo -pues mucho ha sido el esfuerzo- os presento mi primer ensayo, ya disponible en la web de Antipersona. Centenares de libros de antipsiquiatria sirvieron para aclarar mis ideas y como marco conceptual para iniciar un análisis a los artículos periodísticos de Leopoldo María Panero, una faceta suya poco conocida. Ocultismo, onanismo rizomático, pecados psiquiátricos, obsesiones freudianas, locura en todas sus acepciones y dolor, mucho dolor, porque Panero es, entre otras muchas cosas, una historia triste.

DISPONIBLE AQUÍ 

DISPONIBLE TAMBIÉN EN LAS TIENDAS QUE DISTRIBUYEN ANTIPERSONA, EN LA LAIE DEL CCCB (Barcelona) Y EN LA LLIBRERIA CASELLES (Lleida aka Lhesida).

Ficha en Goodreads

El desencanto (Jaime Chavarri, 1976) [este documental es el inicio de uno de los últimos mitos ibéricos, de obligado visionado]

Después de tantos años (Ricardo Franco, 1994)

 

EJEMPLARES POR EL MUNDO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *