¿Quiénes somos? Rizoma Pathosformel

Que no os engañen las apariencias a lo one man band de nuestro psicótico editor puesto que el organigrama real de Pathosformel es pura acumulación de saberes rizomáticos. Nada saldría hacia delante sin la red de contactos y experiencias de les autores y artistes que nos rodean. La frase clásica habla de «existir a lomos de gigantes» en referencia a la tradición que nos sostiene, nosotres aspiramos a existir desde las entrañas de violentas cadenas tróficas, ser partícula prohibida que propaga el toxicómano o la molécula ilegal que se convierte en criptomedicina, en definitiva, emisores de virus logosimbólicos de propagación orgánica.


Albert Kadmon es periodista cultural y novelista. Su dedicación a este proyecto de nuevo debe explicarse en forma de red gracias a los conocimientos adquiridos con Associació Bronca y Colectivo Juan de Madre Presenta… (que por supuesto no se responsabilizan de la actividad criminal derivada). Por los conocimientos de impresión por una parte y, también, por la oportunidad de empezar a traducir al filósofo aceleracionista Iain McWarburg. Somos testigos de que en los mañaneos le gusta presumir de contacto lemuriano para ensalzar todas estas decisiones. 

Sergi G. Oset es novelista, con experiencia previa en otras editoriales, y se encarga del scouting, los informes, el control de daños y asesoramiento en temas de terror paleto. No solo descubrió a la leyenda de los microrelatos splatterpunk Stergin Osetkinj sino que realizó en solitario la excursión necesaria para dar con él en las truculentas montañas y negociar los royalties en su hogar hecho de pesadillas. La función editorial de «Control de daños» es una categoría nacida en Associació Bronca que solo puede explicarse en diálogo con su práctica y técnica de la «edición extrema», una modalidad punk y trash del modo habitual de hacer las cosas bien. Es tan importante en nuestro sistema como la labor del editor.


Por último, nos gusta que cada autor esté relacionado con un autor en concreto para crear así sensación de unidad en sus publicaciones y mayor comprensión del espíritu de cada artista. Por ello Kalima se encarga de las brillantes portadas de Iain McWarburg. Ximi, ilustrador polifacético, se encarga de las portadas de futures autores gore después de una dilatada experiencia con portadas de discos punk.


Estos han sido algunos de los nodos de la red que forma el organigrama pero la realidad es que podríamos extendernos ad infinitum con los colaboradores: una señora de sesenta-y-seis años, el legendario Topo, los iniciados en el tatuaje cenobita, agentes dobles en otras editoriales, tecnochamanes, nuestres autores como Osetkinj, McWarburg o Colectivo Juan de Madre y un largo etc. 

La red que hace posible Pathosformel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.