Mi (segunda) experiencia como traductor

Queerdecadence del número 1 al 5 recopilados en forma de antología. Pero basta, detengamos esta farsa. Primero dejadme esclarecer que no pretendo engañar a nadie con este experimento, solo darme alas para tener mis propias pesadillas con heterónimos bizarros. Me muero de ganas de sacar toda mi producción de bizarro, horror y splatterpunk y mi mejor fórmula hasta la fecha es este «drama em gentes» que es la producción con varios nombres, un homenaje también al pulp añejo.

El segundo esclarecimiento que me arde en los dedos es la rabia (un poco) por seguir en esta segunda publicación de Iain incumpliendo con una de las normas del padre del bizarro Carlton Mellick III, la de dejar el bizarro para la trama y mantener una estructura formal. Me consuelo pensando que siempre es bueno contradecir un poco a los padres de lo que sea. En esta ocasión he fantaseado con artículos de hace veinte años intentando transitar la fina línea de un ensayo que pueda causar terror o evocar horror cósmico. También, por supuesto, es un gran homenaje a todas las historias de Clive Barker.

La idea era jugar con el concepto de artículos perdidos y encontrados que desde la distancia pudieran evocarnos un futuro tan disperso como capaz de «hacer florecer centenares de génereros» o «devenir mutantes xenoreproductivos», todo ello evocando los horrores de la corporalidad y con homenajes a los maestros lovecraftianos.

Diría que es una antología a.k.a. pseudonovela de bizarro por la fuerte sensación de «What the fuck?». Es terror definitivamente porque trabaja con miedos y dudas. Y también es splatterpunk por inspeccionar el gore teniendo en cuenta las asimetrías. Se puede resumir de otro modo y es que es un pasatiempos como un rompecabezas.

PORTADA DE SHITAKKKE. ILUSTRACIONES CENOBITAS DE TOPO. 85 PÁGS. 7’95€

DISPONIBLE EN PAPEL Y VERSIÓN DIGITAL. LINK AQUÍ

Una antología excepcional que recopila por primera vez en castellano algunos de los artículos aparecidos en los cinco primeros números del fanzine Queerdecadence, de 1998 a 2002, dirigido por Iain McWarburg (Honiara, 1980).

Decadencia queer es ese instante poliarcano y xenoacelerado en el que lo queer se independiza, un declive babélico constante, un ultraje a la esencia cósmica, en un infinito atardecer mientras la galaxia se desvanece ante la ausencia de un poder condenadamente sugestivo, culminación de las profecías de paladines de la muerte y príncipes lemurianos cuando les fue ordenado construir una nueva tierra simbionte, con corredores de fluidos erógenos a modo de líneas de fuga, amanecer de especies incubadas por squirting firing squads y milicias entre redes de autómatas, bajo la tenue dictadura de máquinas de guerra con nudos de arborescencia recicladores de macrofascismos, ese pasado en el que sublimaste el necroware semítico por la extrañeza, la ausencia de fondo en la caída libre de la duda de la carne o sus genios malignos, y podrían llegar a ser las brillantes tropas pesadas del anarcosurrealismo neocuaquero pasado por ácido marxista aplastando a todas y cada una de las fuerzas de seguridad del viejo mundo, en definitiva, un instante necroespiritual y paganocore.

Una recopilación acceleracionista de artículos a medio camino entre el splatter y la filosofía de vanguardia. Una propuesta gore de teoría-ficción tóxica y, simultáneamente, un homenaje al escritor inglés Clive Barker. En sus páginas queda resuelto al fin el misterio de la desaparición de Iain a partir de 2002 debido a una sangrienta misión de liberación mental.

ARTÍCULOS:

El hurto como tratamiento.exe – 1998
Shuʿayb nos muestra el camino a Midian – 1999
Dermohermenéutica 3.000 – 2000
Yo soy el monstruo que achecha: hacia una teoría mental cenobita – 2001
Manifiesto KAA – 2001
Súcubos.gif – 2002
Papi, dame más electrochoque celeste – 2002

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.